El periodismo y el Papa

   Creo que en materia de asuntos religiosos y de la Iglesia católica, en particular, el periodismo en general tiene grandes fallas, inmensos vacíos espirituales, que aparecen fosforescentes en oportunidades como la de ahora, de la elección del Papa, y especialmente con la elección del Papa Francisco. No hay una mirada espiritual de los medios sobre estos hechos y, en cambio, se los observa como si perteneciesen al mundo de la política o la economía. Pareciera que no existe capacidad para penetrar la espiritualidad que hace de estos asuntos un tema de trascendencia tal que va más allá de la mera dimensión humana, que los vincula precisamente con la naturaleza divina, que en definitiva es de donde vienen. Desde luego que para eso se necesita un yacimiento espiritual interior, que no necesariamente debe ser la fe cristiana, en el acto de observar, juzgar y comunicar, porque de otro modo la cuestión se queda tristemente a mitad de su camino y se muestra un jefe espiritual mundial acotado a cuestiones que ya no le pertenecen, como asuntos de su país de origen o se lo enmarca -y empequeñece- en las alturas de un dirigente político, incluso estadista, o meramente social. El mismo Papa Francisco ha dicho en su primer encuntro con los periodistas de todo el mundo que "la Iglesia es una institución humana que no tiene una naturaleza política, sino esencialmente espiritual". En suma, miradas cortas y miopes, que desnudan las carencias espirituales de los comunicadores de todo el mundo, salvo algunos casos muy puntuales, claro está, no sólo de la Argentina, aunque ahora estos últimos resplandezcan mucho más precisamente por lo que carecen.



(C) Hugo Morales Solá

Comentarios

Entradas populares de este blog

Amaicha del Valle: historia de una auténtica comunidad indígena - Parte I

Amado Juri. Biografía del gobernador de Tucumán, Argentina, derrocado por Antonio Bussi en el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Parte I

La cultura Santa María: el esplendor diaguita - Parte I