Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

El Papa villero

La opción por los pobres
    El papa Francisco ha dicho que quisiera “una Iglesia pobre y para los pobres”. Esa será la marca de su papado. Seguirá la utopía de Juan XXIII que quería que “la iglesia fuese especialmente la Iglesia de los pobres”. Ya no cabe ninguna duda de esta afirmación, que se parece poco a un pronóstico, si se lo conoce mínimamente a quien fuera hasta hace unos días atrás el arzobispo de Buenos Aires, esa ciudad hedonista y egoísta, a quien Jorge Bergoglio llegó a llamarla “casquivana, vanidosa y orgullosa”.      Pero Buenos Aires no es más que un espejo de la realidad latinoamericana, hace mucho tiempo que dejó de ser la ciudad más europiezada de Sudamérica, atravesada de pobreza extrema, injusticias sociales de toda laya y desigualdades insoportables que hacen tan difícil la convivencia de su sociedad. Esa es la “circunstancia” que Francisco lleva grabada en su alma y que hizo de él un gran defensor de la dignidad de los pobres de su ciudad, de su país y de su cont…

El periodismo y el Papa

Creo que en materia de asuntos religiosos y de la Iglesia católica, en particular, el periodismo en general tiene grandes fallas, inmensos vacíos espirituales, que aparecen fosforescentes en oportunidades como la de ahora, de la elección del Papa, y especialmente con la elección del Papa Francisco. No hay una mirada espiritual de los medios sobre estos hechos y, en cambio, se los observa como si perteneciesen al mundo de la política o la economía. Pareciera que no existe capacidad para penetrar la espiritualidad que hace de estos asuntos un tema de trascendencia tal que va más allá de la mera dimensión humana, que los vincula precisamente con la naturaleza divina, que en definitiva es de donde vienen. Desde luego que para eso se necesita un yacimiento espiritual interior, que no necesariamente debe ser la fe cristiana, en el acto de observar, juzgar y comunicar, porque de otro modo la cuestión se queda tristemente a mitad de su camino y se muestra un jefe espiritual mundial acotado a …

El principio de inocencia, al revés

La campaña mundial de difamación en contra del Papa Francisco tiene su usina en Argentina, por supuesto. Con ella se ha invertido el principio de inocencia, es decir, lo declara culpable hasta que se demuestre lo contrario. Del mismo modo ha invertido el cargo de la prueba: el acusado tiene que salir probar que es inocente, cuando son los acusadores los que deben mostrar las evidencias de la culpabilidad. No hay -ni hubo nunca- ninguna prueba de la supuesta complicidad de Jorge Bergoglio con la dictadura argentina de 1976. Lo cierto es que es -y será- el único Papa argentino en la historia de la Iglesia Católica, pero los difamadores tienen que manchar ese honor de nuestro país. Ya nos trascendió a los argentinos, ahora es el jefe espiritual de 1200 millones de católicos en todo el mundo.



(C) Hugo Morales Solá

El viaje de los argentinos al Vaticano

El Papa Francisco ha pedido especialmente a los argentinos, gobernantes, dirigentes, incluso a los propios obispos católicos, y al pueblo caminante, en general, que no viajen a Roma para acompañarlo en el día de la ceremonia de presentación de su papado al mundo y que el dinero de tales gastos sea entregado en auxilio de los pobres. La delegación oficial argentina crece cada día más. Habrá que ver si los argentinos, en general, que pueden -y quieren- viajar renuncian a ese deseo para obedecer a la voluntad de Francisco y sobre todo si ese dinero es donado para ayudar a quienes en verdad lo necesitan.



(C) Hugo Morales Solá

Poemario: "Sueña"

Duerme, Vuelve a tu sueño, al mundo real. Si despiertas, la piel te sangrará de esquirlas, porque la vida es tierra de lobos. Duerme, que el mundo no comprenderá los pasos vaporosos de tu inocencia y derretirá las caricias de tu mano. Si despiertas, verás que el hombre deglute sus espejos y que la mañana sólo es tibia entre tus cabellos. Duerme, redímete de la vigilia, que no habrá despertares en paz, porque el hombre se ha vuelto contra el hombre y se come a sus hijos. Si despiertas, el mundo te abrasará vivo y el exterminio de peces, leones y selvas flotará sobre las ardientes mareas de los océanos. Duerme, sueña que los hombres quieren volver
a buscar las sombras arboladas de sonrisas 
y que la esperanza revolotea en el aire 
como el aleteo de un colibrí. Si despiertas, sabrás que los árboles no tienen perdón y que los bosques sirven para la cacería. Duerme, que los hombres no pueden, porque deben destruirlo todo. Si despiertas, despertarán tus demonios y escapará la bestia que reposa plácida en tus abismos.

300 años de historia de la Feria de Simoca

Imagen
 La Posta de Simoca    Cuando la noche se quiebra de soles antiguos, el amanecer enciende aquellos rostros. El día es el mismo de siempre, un soplo de luz se vierte todos los sábados entre el paisaje de los pacarás ausentes y repite el rito que viene desde la desmesura de los tiempos. El sol ya los conoce, son aquellos que viajaron por los siglos para sostener esta costumbre de trescientos años. Son otros, por supuesto, pero son iguales, un espíritu ritual los hermana, hijos del mandamiento de los primeros mercaderes. Siguen de pie en la tierra donde comenzaron conviviendo con las tribus de los Simocas y los Beliches, entre otros nativos de la nación Tonocotés, que estaban ya confinados en las encomiendas de los conquistadores españoles.      Muchos rostros de la Feria de Simoca, muestran aquellos surcos cobrizos que se hunden en los pómulos salientes de los genes indígenas, como si todavía resistiesen al exterminio de su raza. El culto casi ceremonioso se levanta hoy, como todos los s…

La Feria de Simoca: 300 años de historia

Imagen
Carta abierta a manera de prólogo
Amigo poetaHugo Morales Solá, le escribo esta carta-prólogopara suLibrode la Feria de Simoca y le hago llegar mi enhorabuenapor dejar tan bien plantada la idea de recuperación de la Memoria histórica,algo que tanta falta hace para el reconocimiento del acervo Cultural de nuestros pueblos Argentinos.      Su brillante labor de Historiador yPoeta, puesto en pie de lucha, queda demostradaen estas páginas que sonacercadel pensamiento y la Memoriade nuestro querido Tucumán. Al leer su libro, no sólorecupero mis Orígenes, sino tambiénlas fuerzas suficientes para seguir adentrándome en los Motivos y las Razones de lo que fuimos y estamos hechos en el tiempo.      Quiero agradecertambiénel gesto de acordarse de mi obra y de lo que yo hago por la querida Tierra, desde lejos. Me invita que lo acompañe en su Libro y esté presente en la Celebración de los 300 años de la Feria de Simoca. Mi casa y mi pueblo, donde aprendí temprano lavenerada Luz de los recuerdos yel …