Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Poemario: "Polen"

Un temblor de gardenias perturba el instinto de la noche. El pulso de las luciérnagas vierte sus candelas al clamor de la oscuridad. La brisa del bosque desova el sexo entre las sombras y en el aire giran los estambres de las flores que serán. Danza en el remolino de polen. Monta el caballo brillante de la luna. Esta noche seremos flores, Deja que el sudor de los grillos rocíe las boscosidades de tu nombre con el perfume del delirio. Déjame besar tu cuerpo hasta que se agiten los pistilos y tu voz estremezca los pájaros del amanecer. Alondra frágil del anochecer en la piel de tus pétalos descansará la vigilia de mis ojos.
© Hugo Morales Solá



La Batalla de Tucumán - 24 de setiembre de 1812

Un temblor de cascos sobre la tierra anunciaba el paso de casi mil caballos que trasladaban al Ejército del Norte hacia la campaña del Alto Perú. Al mando del coronel Francisco Ortiz de Ocampo, el Ejército Auxiliar al Alto Perú reclutaba milicias en su camino para engrosar las columnas de las tropas de vanguardia, que iban comandadas por el mayor general Antonio González Balcarce. El ejército tenía la misión de afianzar la revolución de Mayo en los territorios altoperuanos, donde todavía conservaba todo su poder la corona de España, usurpada por el imperio napoleónico, e iba desde Córdoba, donde había sofocado un fuerte foco contrarrevolucionario liderado por el ex virrey Santiago de Liniers y el gobernador cordobés, Juan Gutiérrez de la Concha. En su viaje, no sólo debía pertrecharse con las colectas patrióticas que estaban a cargo de Clemente Zavaleta, en Tucumán, quien coordinaba las acciones con Juan José Castelli, el delegado del gobierno revolucionario para llevar adelante el…

Poemario: "Sin luz"

Vengo de tus pasos de luna llena, de la sombra errante de tu insomnio. Voy hacia los latidos del sol,  donde tu mirada preside el día desde la oscuridad de tus ojos sin rostro.
Vengo de la noche sin luz, de la llovizna desesperada que busca el fulgor de la mañana.
Vuelo sin aire hacia la raíz del viento y desando tu memoria con aleteos de colibríes.
Pero no hay recuerdos sino cristales de olvido y en una cripta vacía yace mi ausencia.

© Hugo Morales Solá