Poemario: "Aromas del Tucumán"



Un viento de trapiches molía
el aliento dulce del cañaveral
y despertaba todas las mañanas
el sueño alegre  de los niños.

Fragancias de justicia
lloviznaban los cielos del Tucumán
y el humo de sus ingenios
purificaba de amor la convivencia.
Olías a naranjos y azahares,
al bullicio de la infancia sin hambre.

Tus aromas son ahora hilos de la memoria
que cuelgan sobre la arena ardiente de estos días.
Hoy hueles al almíbar de aquella nostalgia
y a las lágrimas de los niños hambrientos,
al ácido olor de la pobreza,
al dolor de los ausentes
y de aquellos que los tragó el olvido.

Ya no aroman tus primaveras
los naranjales de las veredas
ni tus chimeneas exaltan
el trabajo y la existencia.

Largas avenidas siguen habitadas
de lapachos de sombras violetas y amarillas
que aroman las tardes de los afortunados,
mientras el pestilente olor de la injusticia
adormece de paco y violencia
a los jóvenes de las orillas.
No conocen el olor de la esperanza.
Nacieron sin su olfato.

La esperanza, que antes bañaba
a esta tierra verde, boscosa y perfumada
y sus esencias se derramaban  de la selva,
espeso envoltorio de sus húmedas montañas.

Un incienso sepia recorre tu historia.
Son vapores primordiales,
hechos de olores de sangre
del bramido de sus batallas,
del sudor de la independencia,
del trabajo que repartía su riqueza para todos.
Sólo queda el hedor de esta melancolía descompuesta.

© Hugo Morales Solá

Comentarios

Entradas populares de este blog

Amaicha del Valle: historia de una auténtica comunidad indígena - Parte I

La cultura Santa María: el esplendor diaguita - Parte I

Amado Juri. Biografía del gobernador de Tucumán, Argentina, derrocado por Antonio Bussi en el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Parte I