Poemario: "Lucecita"


Maja de mis días.
Perfil del viento que das vida
a esta tierra de azahares.
Vuelves en versos,
como un suspiro de eternidad,
como un oleaje nocturno
que mece mansamente la pleamar
Yo te busqué desde antes del universo.
Desde el umbral de tu presencia,
he visto abrirse al estuario de tu sonrisa.
Allí cabían todos los pájaros de nuestra esperanza, 
y nos sometió dulcemente, hasta la última luz.
Deliciosa esclavitud por la que mi libertad no se subleva.
A partir de tu sueño puede respirar el mundo.
Soplo tibio de la ternura, doncella del tiempo,
cuando llegue el fin, sé que seguiré vivo.
En la colmena de tu memoria, viviré.
Con mis recuerdos harás un abejar exquisito
 y sabrás golosearte una y otra vez.
En tu corazón podré levitarme del olvido.
¡Ah, dulce abejita de mi destino!
Quién te mandó consolar mis pies agobiados.
Quién te puso a brillar sobre esta pálida fragilidad.
Quién te encomendó acompañar mi viaje a la eternidad.

© Hugo Morales Solá                                                                                 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Amaicha del Valle: historia de una auténtica comunidad indígena - Parte I

Amado Juri. Biografía del gobernador de Tucumán, Argentina, derrocado por Antonio Bussi en el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Parte I

La cultura Santa María: el esplendor diaguita - Parte I