Poemario: "Alucinaciones"

Una mujer de arena
trepa con sigilo
hasta la altura de mi sueño.

Una mujer de arena
es niebla del deseo,
carne oscura del viento.

Sus pasos son siembra de delirios
que alumbran esta perplejidad.

Pan de la noche.
Ruego de sosiegos.
Luz de silencios.
Silencio de peces.

Una mujer de arena
camina con el temblor de los pájaros.

Sus ojos de silicio me miran
como una flecha de fuego
y busco en sus abismos
la quiral obsesión de este deseo.

Agua del tiempo.
Tiempo del agua.

Sombra dulce de Selene.
Acaricio tu cuerpo de polvo lunar
y mis manos se desvanecen sin remedio.

En la quietud de este desierto
mi sed vuelve al primitivo magma de la carne
y es ese silencio la savia de mis días.


© Hugo Morales Solá


Comentarios

Entradas populares de este blog

Amaicha del Valle: historia de una auténtica comunidad indígena - Parte I

La cultura Santa María: el esplendor diaguita - Parte I

Amado Juri. Biografía del gobernador de Tucumán, Argentina, derrocado por Antonio Bussi en el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. Parte I